CLAVES DEL PERMISO POR PATERNIDAD

Claves del permiso por paternidad. Dónde estamos actualmente y donde podemos llegar en el corto/medio plazo

Desde el pasado 5 de julio de 2018 los padres podrán disfrutar de un permiso por paternidad de hasta cinco semanas, ampliables en supuestos de parto, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo.

La «evolución» del permiso de paternidad se remonta a octubre de 2009, fecha en que se amplió la duración de éste de 13 días a cuatro semanas. Sin embargo, como consecuencia de la crisis económica, la entrada en vigor de esta ampliación se fue retrasando hasta que finalmente la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016 estableció que sería efectiva desde el 1 de enero de 2017. Poco más de un año después, la Ley de Presupuestos Generales para 2018, ha vuelto a ampliar este permiso hasta cinco semanas

No se le escapa a nadie que el permiso por paternidad sigue teniendo, a día de hoy, una duración considerablemente inferior al de maternidad, hecho que no está exento de polémica y que está siendo objeto de una profundo debate político que, como veremos, podría acabar, al menos, con una suerte de «equiparación» del mismo al permiso de maternidad.

En este contexto de cambio y cierta incertidumbre, pretendemos dar unas breves pinceladas sobre las características claves de la prestación por paternidad actual y las condiciones que los trabajadores tienen que cumplir para acceder a ella, así como su tramitación. Por último, realizaremos un breve comentario sobre las nuevas propuestas legislativas en esta materia que permiten vislumbrar nuevos y trascendentes cambios en el horizonte a corto y medio plazo.

REGULACIÓN ACTUAL DEL PERMISO POR PATERNIDAD

¿EN QUÉ CONSISTE EL PERMISO POR PATERNIDAD?

El permiso de paternidad es un período de suspensión del contrato durante el cual su beneficiario no tendrá que ir a trabajar sino que podrá pasar tiempo con su hijo recién nacido/acogido mientras que percibe un subsidio a cargo de la Seguridad Social.

Este derecho por paternidad no debe confundirse con el permiso o licencia retribuida por nacimiento de hijo, cuya duración está fijada legalmente en dos días —mejorable por convenio colectivo—, y que, a diferencia del descanso por paternidad, esta retribuido por el empresario, quien debe pagar su salario íntegro del trabajador. Ambos derechos son compatibles y acumulables entre sí.

Tampoco debe confundirse con el disfrute compartido de los periodos de descanso por maternidad, que también son compatibles e independientes de este permiso.

Si existen dos progenitores, adoptantes o acogedores, para identificar al titular del derecho al permiso por paternidad es necesario diferenciar entre los supuestos de nacimiento de hijo, por un lado, y los de adopción, guarda con fines de adopción y acogimiento por otro.

En los casos de parto, el descanso por paternidad corresponde exclusivamente al progenitor que no ha dado a luz al hijo. Cuando, en estos supuestos, la madre no tuviese derecho a suspender su actividad profesional con derecho a prestaciones, el otro progenitor podrá disfrutar del periodo de maternidad y paternidad.

En los casos de adopción, guarda con fines de adopción y acogimiento, el descanso por paternidad se disfrutará por uno de los progenitores, a elección de éstos, salvo que el permiso por maternidad haya sido disfrutado en su totalidad por uno de ellos, en cuyo caso el descanso por paternidad será disfrutado por el otro progenitor. Puntualizar que en estos casos para generar derecho a la prestación se exige, con carácter general, que el adoptado o acogido sea menor de 6 años —estableciéndose ciertas excepciones para menores de 18 con discapacidad o que, por sus circunstancias y experiencias personales o por provenir del extranjero, tengan especiales dificultades de inserción social y familiar, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes—.

La intención del legislador parece clara a la hora de establecer que los periodos de maternidad y paternidad se compartan entre los dos progenitores, reduciendo considerablemente los escenarios en los que pueden ser disfrutados exclusivamente por uno de ellos.

En línea con lo anterior, en caso de que solo exista un progenitor, adoptante o acogedor y haya disfrutado del periodo de maternidad, no podrá disfrutar también del permiso de paternidad.

En cuanto a la prestación económica a cargo de la Seguridad Social a la que tendrá derecho el trabajador durante el tiempo de suspensión de su contrato de trabajo por paternidad, el trabajador debe de estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada al alta; y acreditar un periodo mínimo de cotización de 180 días en los siete años anteriores a la fecha del inicio de dicha suspensión, o, alternativamente 360 días a lo largo de su vida laboral con anterioridad a dicha fecha.

La cuantía de la prestación económica es el 100% de la base reguladora de la prestación de incapacidad temporal por contingencias comunes a la fecha del inicio del periodo por descanso.

¿CUÁNDO PUEDE EL TRABAJADOR DISFRUTAR DE LA PRESTACIÓN?

El trabajador que ejerza este derecho podrá hacerlo en cualquier momento desde la finalización del permiso por nacimiento de hijo (o, en su caso, desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento), hasta que finalice la suspensión del contrato por maternidad o inmediatamente tras su finalización.

En general, el periodo de suspensión del contrato se disfrutará de manera ininterrumpida por el trabajador. Sin perjuicio de lo anterior, como novedad, éste podrá pactar con el empresario el disfrute de la última semana del permiso de forma independiente, en otro momento temporal siempre y cuando esté dentro de los nueve meses siguientes al hecho de que trae causa el derecho (i.e. nacimiento o resolución judicial/administrativa). Este acuerdo debe tener lugar al inicio del periodo de suspensión y, en cuanto a la prestación de Seguridad Social, ésta también se interrumpirá y se reanudará durante la última semana de disfrute independiente del permiso.

¿EXISTEN DIFERENTES MODALIDADES DE DISFRUTE?

El permiso podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o parcial de un mínimo del cincuenta por ciento, siempre y cuando media acuerdo previo entre el empresario y el trabajador en este sentido.

En todo caso el régimen de jornada será el mismo para todo el periodo de suspensión incluido el que, en su caso, se acuerde disfrutar de manera independiente al resto.

¿DEBE EL TRABAJADOR COMUNICAR AL EMPRESARIO O A LA SEGURIDAD SOCIAL SU VOLUNTAD DE EJERCER ESTE DERECHO?

Sin perjuicio de los trámites que el trabajador tendrá que realizar con la Seguridad Social, éste debe de comunicar al empresario —que no solicitar—, con la debida antelación, el ejercicio de este derecho. La ley no establece que debe entenderse por debida antelación de manera que será mediante convenio colectivo que se podrá establecer la forma y antelación con la que el trabajador deberá poner en conocimiento del empresario su voluntad de suspender su contrato de trabajo por paternidad.

¿CÓMO DEBE EL TRABAJADOR TRAMITAR LA PRESTACIÓN DE SEGURIDAD SOCIAL?

Para solicitar la prestación de paternidad, el trabajador deberá presentar a la Seguridad Social la siguiente documentación: el informe de paternidad del Servicio Público de Salud; el certificado de empresa para solicitud del permiso; el formulario oficial de la solicitud de paternidad; el modelo 145 de IRPF, sobre el tipo de retención aplicable; y, en su caso, el acuerdo entre el empresario y el trabajador para el disfrute del periodo de paternidad a tiempo parcial.

Además de lo expuesto, en el momento de tramitación se solicitará: la última nómina, para la determinación de la base reguladora; fotocopia/s del DNI; el libro de familia actualizado o certificación de la inscripción del hijo; el recibo del banco en el que se deba ingresar la retribución o cumplimentar el no de cuenta en los formularios oficiales; y en caso de familias numerosas, el título de familia numerosa o justificante de haberlo solicitado.

La gestión de la prestación económica por paternidad corresponde en exclusiva a la entidad gestora correspondiente. El derecho al subsidio por paternidad podrá ser denegado, anulado o suspendido, cuando el beneficiario hubiera actuado fraudulentamente para obtener o conservar dicha prestación, así como cuando trabajara por cuenta propia o ajena durante los correspondientes periodos de descanso.

PROPUESTA SOBRE EQUIPARACIÓN DE LAS SUSPENSIONES DEL CONTRATO Y PRESTACIONES POR PATERNIDAD Y MATERNIDAD

El pasado 26 de junio el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad impulsar la «Proposición de ley relativa a la reforma del sistema de permisos y prestaciones para el cuidado y atención de menores por parte deus progenitores/as, en caso de nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento» presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos —En Comú Pode —En Marea, que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria.

Sin perjuicio de las posibles modificaciones que experimente el citado proyecto de ley, este prevé, una individualización de derechos mediante la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad en 16 semanas en 2.024, que constituirían un derecho individual e intransferible de cada trabajador. El permiso daría derecho a una prestación equivalente al 100% de la base reguladora de cada trabajador.

Asimismo, el proyecto prevé el diseño de un nuevo sistema mediante la implantación de 2 semanas obligatorias y simultáneas de permiso para ambos progenitores que habrían de disfrutarse con carácter inmediato al parto, adopción o acogimiento y a tiempo completo —esto es el llamado «permiso parental inicial»—. De las 14 semanas restantes de permiso, denominadas «permiso parental para la crianza» 4 serían de disfrute obligatorio a tiempo completo y 10 de disfrute voluntario. Los permisos de estas 14 semanas podrían disfrutarse en cualquier momento dentro de los 12 meses siguientes al nacimiento, adopción, acogimiento o guarda con fines de adopción.

La Proposición contempla un calendario para su implantación —el «permiso parental inicial» tendría efecto pleno desde la entrada en vigor de la presente ley y el «permiso parental para la crianza» sería objeto de un periodo transitorio de implantación—.

Los impulsores de esta propuesta de ley dicen perseguir, por una parte la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el cuidado de los hijos y, por otra, desincentivar la discriminación de las mujeres en el ámbito laboral ante el temor o los perjuicios que el empresario puede tener actualmente basados en el hecho de que las mujeres, a diferencia de los hombres, suspenda su contrato de trabajo por maternidad y eventualmente por lactancia, durante al menos 16 semanas, periodo de tiempo sustancialmente más largo que al que tienen derecho los hombres.

Ahora solo queda esperar la aprobación del texto definitivo de dicha propuesta de ley y, en su caso, ver si es efectiva a cuanto a los objetivos que persigue.

(Fuente: Isabel Moya y Paula Chichón, http://capitalhumano.wolterskluwer.es)

EL GOBIERNO ESTUDIA FACILITAR QUE LOS BENEFICIARIOS DE LA PRESTACIÓN DE MATERNIDAD

El Gobierno estudia facilitar que los beneficiarios de la prestación de maternidad de los últimos años puedan reclamar ágilmente los impuestos pagados por ella, después del que el Tribunal Supremo aclarara la pasada semana que esta asignación no debe tributar por IRPF. Para ello, la Agencia Tributaria trabaja en el diseño de un formulario específico que permita a quienes cobraran esta prestación entre 2014 y 2017 rectificar su declaración de la renta correspondiente a dichos años a fin de que Hacienda les devuelva los importes abonados. La asignación quedará exenta en la declaración de la renta del próximo ejercicio. La Agencia Tributaria ha solicitado a la Seguridad Social los 900.000 certificados de cobro desde 2014 a 2017 para clarificar los beneficiarios. Desde la Agencia Tributaria afirman que este asunto está siendo estudiado pero que actualmente no hay una decisión tomada sobre el cauce mediante el que se abordará la resolución del Supremo.

PARALIZADO DURANTE 15 DÍAS EL PAGO DE LAS PRESTACIONES POR MATERNIDAD Y PATERNIDAD

El Instituto Nacional de la Seguridad Social ha paralizado durante 15 días el pago de las prestaciones por maternidad y paternidad para que su aplicación informática deje de retener el IRPF tras la sentencia del Tribunal Supremo que establece la exención de este gravamen en la prestación por maternidad. El Ministerio de Trabajo ha enviado al Ministerio de Hacienda los datos de las prestaciones por maternidad y paternidad abonadas por la Seguridad Social desde 2014, ejercicio a partir del cual se puede reclamar a la Agencia Tributaria la devolución de las cantidades retenidas. Aún está por ver si la devolución se efectuará de oficio o si las personas afectadas tendrán que cursar una solicitud de devolución.

LAS PRESTACIONES PÚBLICAS POR MATERNIDAD PERCIBIDAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL ESTÁN EXENTAS DEL IRPF

El TS ha establecido como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del IRPF.”

El Supremo confirma una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de junio de 2017, que estimó el recurso de una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera la cantidad ingresada en el IRPF de 2013 por la prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social percibida en dicho ejercicio. Los técnicos de Hacienda estiman que el Fisco tendrá que reducir las cuotas íntegras en 1.677 millones, lo cual no significa que tenga que devolver ese importe, sino únicamente la parte de las retenciones que queden por devolver.

  • Las ayudas de las CCAA o municipios ya están exentas de este impuesto
  • Las madres contribuyentes de los últimos 4 ejercicios también pueden reclamar
  • Alrededor de un millón de personas tendrán derecho a la devolución

Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), según ha establecido el Tribunal Supremo. El alto tribunal contradice el punto de vista que mantenían tribunales inferiores y la propia hacienda, el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), que había mantenido que sí tributan. Alrededor de un millón de personas tienen derecho a reclamar la devolución a la Agencia Tributaria. El gasto de la Seguridad Social para esta prestación supera los 1.500 millones de euros anuales.

Más de un millón de contribuyentes podrán reclamar a Hacienda los 1.300 millones de euros que han abonado de sus prestaciones de maternidad en el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre los ejercicios de 2014 y 2017, tras la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo (TS), que declara estas rentas exentas.

En su sentencia, de 3 de octubre de 2018, el Alto Tribunal determina que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), según ha establecido el Tribunal Supremo.

Esaú Alarcón, socio de Gibernau Asesores. El abogado apunta a que la devolución por contribuyente puede ascender a 2.000 euros de media, teniendo en cuenta a las cotizaciones y nóminas de los últimos cuatro meses.

La central sindical UGT estima que en torno al 16% del importe de las prestaciones de la Seguridad Social abonadas por maternidad es reintegrado a Hacienda a través del IRPF.

Así lo establece el Tribunal Supremo en su sentencia del 3 de octubre de 2018, que desestima un recurso de la Abogacía del Estado, que defendía que estas prestaciones no estaban exentas del IRPF. ¿Quiénes pueden reclamar? Todas las contribuyentes que hayan disfrutado de bajas de maternidad en los últimos cuatro años. Las mismas podrán solicitar la devolución del IRPF de las declaraciones de 2014, 2015, 2016 y 2017.

El Supremo confirma una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de junio de 2017, que estimó el recurso de una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera la cantidad ingresada en el IRPF de 2013 por la prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social percibida en dicho ejercicio.

La OCU anima a reclamar el IRPF de la prestación por maternidad

La OCU anima a reclamar el IRPF de la prestación por maternidad

El abogado del Estado recurrió al Supremo esta última sentencia por considerar que era contradictoria con fallos de los tribunales superiores de Castilla y León y Andalucía, sobre la misma materia, y argumentando, entre otros motivos, que la prestación de maternidad satisfecha por la Seguridad Social tiene la función de sustituir la retribución normal (no exenta en el IRPF) que obtendría la contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del correspondiente permiso.

Añadía que no cabe extender a las prestaciones por maternidad de la Seguridad Social la exención que el artículo 7 de la Ley del IRPF sí establece para dichas prestaciones por maternidad cuando proceden de las comunidades autónomas o entidades locales.

El ponente, el magistrado Díaz Delgado, considera que la prestación por maternidad a cargo del Instituto Nacional de la Seguridad Social puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero letra h del artículo 7 de la Ley del IRPF, cuando dispone que “igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad”.

En primer lugar, porque así se desprende de la Exposición de Motivos de la Ley 62/2003, de 30 de diciembre, de medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social, que introdujo la mencionada exención en la Ley 40/1998 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y pasó al Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En dicha Exposición de Motivos se dice que: “En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en primer lugar, se establece la exención de las prestaciones públicas percibidas por nacimiento, parto múltiple, adopción, maternidad e hijo a cargo, entre las que se incluyen las prestaciones económicas por nacimiento de hijo y por parto múltiple previstas en el Real Decreto Ley 112000, de 14 de enero”.

Un permiso parental no computa como período de trabajo efectivo para calcular las vacaciones anuales

El TJUE sentencia que el permiso de paternidad no computa en vacaciones

Del texto contenido en la referida Exposición de Motivos, argumenta el Supremo, “se desprende que la exención que se establece comprende la prestación de maternidad y no sólo las de nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo a cargo, pues se refiere expresamente a la prestación por maternidad y no parece pretender que su alcance se limite a las concedidas por las comunidades autónomas o entidades locales, sino que trata de establecer la exención de todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban, lo que conduce a estimar que el párrafo cuarto del artículo 7 letra h de la ley del IRPF trata de extender el alcance del tercer párrafo a las percibidas de las comunidades autónomas o entidades locales”.

Interpretación gramatical

A ello añade el Supremo una interpretación gramatical. “Cuando el párrafo cuarto comienza con la palabra “también” estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales”, después de declarar exentas en el párrafo tercero “las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad”, parece dar a entender que además de las que corren a cargo de la Seguridad Social, entre las que cabe incardinar las prestaciones por maternidad, están exentas las que por el mismo concepto se reconozcan por las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, pues en otro caso la partícula “también” sería inútil, y podría dar lugar a entender que el legislador ha querido exclusivamente declarar exentas éstas últimas y excluir las estatales”.

Por último, se apoya en una interpretación sistemática, basada en que la prestación por maternidad es el subsidio que gestiona la Seguridad Social que trata de compensar la pérdida de ingresos del trabajador a consecuencia del permiso de descanso por el nacimiento de un hijo, adopción, tutela o acogimiento, y durante ese periodo el contrato de trabajo queda en suspenso interrumpiéndose la actividad laboral.

Por ello, a tenor del artículo 177 de la Ley General de la Seguridad Social, el Supremo recuerda que se consideran situaciones protegidas la maternidad, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las comunidades autónomas que lo regulen.

“En consecuencia –concluye la sentencia- la prestación por maternidad puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero de la letra h del artículo 7 de la LIRPF, y por ello el recurso de casación ha de ser desestimado y establecer como doctrina legal que ‘las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas’.”

Para más información, contacta con nuestro Departamento FISCAL-CONTABLE: 977449033 o bien secretaria@palomo.net 

(Fuente: Xavier Gil Pecharomán, www.eleconomista.es)

APLICACIÓN DE LA SEGUNDA FASE DEL PLAN DIRECTOR POR UN TRABAJO DIGNO

La ministra de Trabajo ha anunciado la aplicación de la segunda fase del Plan Director por un Trabajo Digno con la visita de la inspección a las empresas que no han regularizado la situación de sus trabajadores temporales y parciales, tras el envío de 81.639 cartas que alertaban con falsos contratos a tiempo parcial y temporales. El Ministerio ha logrado ampliar la jornada a 6.292 trabajadores con contratos a tiempo parcial pero realizando jornadas completas de manera abusiva por sus empleadores, el 12,5% de los detectados. Se va a llevar a cabo una oferta pública de empleo en octubre para reclutar 353 nuevos inspectores y subinspectores, con el objetivo de sumar 833 nuevos efectivos en 2020.

LOS NUEVOS EMPRENDEDORES APUESTAN POR LA ASESORÍA

Muchas de las razones por las cuales tanto grandes empresas, como pymes, acaban en quiebra tras un tiempo de incertidumbre son precisamente por una mala gestión de la asesoría, o por no haber dispuesto de ella, cuando el servicio de asesoría se ha convertido en imprescindible a la hora de que las organizaciones e instituciones consigan buenos resultados financieros.

Las agencias de asesoría, tanto laboral, jurídica como fiscal o financiera, ya no tienen la única responsabilidad de asesorar, sino que sus funciones han ido más allá, debiendo ofrecer un mayor servicio a los clientes para poder diferenciarse del resto de agencias, ahora también se deben conocer y planificar procesos de cambio cuya estrategia sea beneficiosa para la empresa. En esta circunstancia de competencia y diversificación de los servicios el que sale ganando es siempre el empresario.

El creciente aumento de las pymes ha hecho que también aumente la demanda de los servicios de asesoría, puesto que es a los emprendedores, nuevos empresarios y habitualmente inexpertos en el tema, los que necesitan un mayor asesoramiento por parte de estas agencias, tanto en el ámbito legal, a la hora de constituir la organización y sus diferentes trámites, como en el área financiera, principalmente las agencias de asesoría pueden ayudar a guiar la toma de decisiones y los procesos de gestión, con los cuales prevenir posibles problemas o solucionar aquellos que se presenten, ya que a la hora de crear un nuevo negocio, es habitual que existan contratiempos.

Un claro ejemplo en datos lo aporta la provincia de Castellón, que hace unos años ofrece un Plan de Promoción de Iniciativas Empresariales por medio de su diputación, de las 427 personas que recibieron asesoramiento durante todo el periodo que lleva operativo, alrededor del 70% eran nuevos empresarios, es decir, emprendedores, esto es un claro reflejo de la importancia que tienen los servicios de asesoría para la supervivencia de las empresas, y en definitiva de la economía de un país.

Es muy importante para ofrecer un servicio de asesoría, disponer de profesionales cualificados en la materia. En Palomo Consultors, llevamos más de 40 años al servicio de particulares, profesionales y empresas.

Nuestros conocimientos avanzados y en constante actualización nos permiten ofrecer todo tipo de servicios enfocados a atender las distintas obligaciones con las diferentes administraciones (Estatal, Autonómica, Provincial y Local). Nuestra clientela representa un amplio abanico de distintos sectores.

Nuestra filosofía se ha basado durante años en la calidad, la experiencia, el compromiso  y la confianza de nuestros clientes para garantizar el éxito de un trabajo en equipo.

Nuestra organización funcional está dividida en áreas o departamentos muy especializados, que se han consolidado y han crecido progresivamente con el transcurso de los años gracias a nuestra dedicación que, combinada con experiencia, ingenio, formación y una firme apuesta por las nuevas tecnologías, ofrece una profesionalidad y trato personalizado.

Ofrecemos servicios de asesoría laboral, fiscal y contable, jurídica, así como de consultoria, de RRHH y selección de personal, seguros,  y de gestoría administrativa.

Ofrecemos gran diversidad de servicios, lo que le permite ahorrar tiempo y dinero delegando varias gestiones en un colaborador de confianza.

¿En qué te podemos ayudar? Contacta con nosotros sin compromiso:  977449033 o bien secretaria@palomo.net

(Fuente: www.rrhhdigital.com)