LA EDAD MEDIA DE JUBILACIÓN EN 2017 FUE DE 64,2 AÑOS

El 43% de los nuevos jubilados de 2017 tenía 64 años o menos

  • Cada vez se retira más gente sin llegar a la edad media legal de jubilación
  • El año pasado fue el segundo de la historia con más retiros: 309.709

El ejercicio pasado fue el segundo con más jubilaciones de la historia, con 309.709 retiros, según los datos del Ministerio de Empleo. De ellas, 133.602 fueron solicitadas por personas que tenían 64 años o menos, es decir, el 43% de los que se jubilaron en 2017 no habían cumplido ni la edad legal previa a la reforma de pensiones que se aplicó a partir de 2013. No hay datos de cuántos lo hacen con menos de 65 años y 6 meses, edad legal fijada para 2017, pero todo indica que la mitad de los que se retiran no llegan a ella.

Según los datos de Empleo (correspondientes a noviembre), la edad media de jubilación en 2017 fue de 64,2 años, es decir un año y cuatro meses antes de lo que indica la edad legal de ese año.

De los 309.709 retirados de 2017, 4.357 lo hicieron con menos de 61 años. Otros 56.518 lo hicieron a los 61 años. Aunque no aparecen en las estadísticas, los datos de 2016 indicaban que muchos de ellos son funcionarios pertenecientes a las clases pasivas.

Con 62 años, fueron otros 10.274 los que se retiraron; mientras que con 63 hubo otras 41.175 personas. A los 64 años se jubilaron 20.702, mientras que con 65 años y más se retiraron un total de 176.107 personas.

De esta forma, el año 2017 se convertía en el segundo con más jubilaciones de la historia. Sólo 2013, año en el que se empezó a aplicar la reforma de pensiones para retrasar la edad de jubilación, había registrado más (314.204, según Empleo).

También fue el tercer año de la historia en el que un mayor porcentaje de personas se jubilaron antes de cumplir los 65 años, tras 2015 y 2016. Según los datos de la Seguridad Social, el número de jubilaciones creció un 0,7% en el año 2017 respecto al año anterior. Si se comparan con los datos de hace una década, el número de retiros al año ha crecido un 33%.

Baja la pensión inicial media

Otra de las características de los retirados de 2017 y que confirma la tendencia de años anteriores es la moderación de la pensión inicial. Por segundo ejercicio consecutivo, la pensión inicial media de jubilación se ha reducido, situándose en 1.318 euros, lo que supone una caída del 1% respecto al año pasado y del 1,8% del récord registrado en el año 2015.

No obstante, si se comparan con cifras más antiguas, hay una importante subida. Los 1.318 euros de pensión media de 2017 suponen un 32% más que los 994 euros brutos mensuales que percibían los que se retiraban en el año 2007.

Esta mejoría de la pensión inicial, unida a la revalorización anual de las pensiones frente a la moderación de los salarios privados (incluso caída en el caso de los salarios de entrada) hace que la renta de los jubilados haya resistido mejor la crisis que los trabajadores.

Si deseáis asesoramiento sobre vuestra pensión, solicitad día y hora y nuestro equipo humano os proporcionará toda la información que necesitéis: 977449033

Fuente: eleconomista.es

BRUSELAS PROPONE LA MAYOR REFORMA DEL IVA DESDE 1993

La Comisión Europea ha presentado este jueves una propuesta para flexibilizar y simplificar la aplicación del IVA, que daría mayor margen a los Estados para decidir los tipos de ese impuesto y los productos sobre los que aplica cada uno, siempre y cuando mantengan, como mínimo, un tipo medio ponderado del 12%. Además, fijaría un máximo de volumen de negocio de 2 millones de euros bajo el cual las pequeñas y medianas empresas podrían beneficiarse de una simplificación de la facturación y registros por este impuesto.

Estas propuestas completan la revisión del esquema de IVA emprendida por Bruselas hace dos años, que prevé “la creación de un espacio único del IVA en la UE a fin de reducir considerablemente el fraude en materia de IVA en la UE, estimado en 50.000 millones de euros anuales, al mismo tiempo que se apoya a las empresas y se garantizan los ingresos públicos”.

Según ha explicado el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, “los Estados miembros se han visto sometidos a una presión creciente ejercida por las empresas y los grupos de interés para que modifiquen los tipos del IVA en favor de sectores determinados”, y eso ha impedido “centrarse en la brecha abierta en nuestros presupuestos” por el fraude en la recaudación de ese impuesto.

“La propuesta presentada concederá a los Gobiernos una flexibilidad máxima para fijar los tipos del IVA según lo deseen, lo que nos permitirá concentrarnos en abordar el problema más importante que constituye el fraude en materia de IVA».

Ahora, el Parlamento Europeo y al Comité Económico y Social Europeo deberán pronunciarse sobre esa revisión -sus opiniones no son vinculantes en este caso-, antes de que los Veintiocho decidan la reforma definitiva.

El actual sistema común del impuesto sobre el valor añadido (IVA) se estableció en 1993 como un esquema transitorio, que hace mucho tiempo que quedó “desfasado y obsoleto”, según Bruselas.

La recaudación por este tributo supone “una importante y creciente fuente de ingresos en la UE”, ya que en 2015 proporcionó más de un billón de euros, el 7% del PIB conjunto de la UE.

Más margen para tipos reducidos, pero garantizando una presión media del 12%

La propuesta mantiene en el 15% el tipo normal de IVA, pero permitiría a los Estados miembros establecer dos tipos distintos entre el 5% y el 15%un tipo entre el 0% y el 5% y otro tipo del 0% (en la práctica, bienes exentos del impuesto).

La condición que impondría Bruselas, “con el fin de preservar los ingresos públicos“, sería que se garantizase que el tipo medio ponderado del IVA “sea de como mínimo el 12%“.

En la actualidad, cada país puede aplicar un tipo reducido no inferior al 5% a dos categorías distintas de productos y varios Estados -entre ellos, España- también aplican tipos superreducidos para excepciones específicas.

Además, la Comisión Europea pretende derogar “la compleja lista actual de bienes y servicios a los que pueden aplicarse tipo reducidos” y sustituirla por una nueva lista de productos (tales como armas, bebidas alcohólicas, juegos de azar y tabaco) “a los que siempre se deberá aplicar el tipo normal del 15% o un tipo superior“.

El nuevo régimen también significaría que todos los bienes a los que actualmente se aplican tipos diferentes del tipo normal podrán conservarlos.

Más facilidades para las pequeñas empresas

En cuanto a las pequeñas y medianas empresas, las pymes, el Ejecutivo comunitario propone mantener los actuales límites máximos para la aplicación de la exención, pero concedería a los Estados la posibilidad de liberar a las pequeñas empresas exentas del IVA del papeleo vinculado a ese gravámen (como la identificación, facturación, contabilidad y declaraciones).

Además, quiere que las sociedades con ingresos inferiores a dos millones de euros anuales puedan acogerse a medidas de simplificación en el registro en materia de IVA o en la facturación exigida, “hayan sido o no exentas del IVA”.

Para pequeñas empresas que operen en más de un Estado de la UE, Bruselas propone que queden exentas del pago las que registren un volumen de negocios anual inferior a 100.000 euros.

De aplicarse estas medidas, cada año se reducirían en un 18% los costes que el conjunto de empresas de la UE afronta para cumplir en materia de IVA.

Avisa de que el esquema actual perjudica el crecimiento de las pymes

Según la normativa actual, los Estados pueden eximir del IVA las ventas de las pequeñas empresas a condición de que estas no rebasen un determinado volumen de negocios anual, un límite que varía de un país a otro.

Pero sólo las pymes que operan a nivel nacional pueden beneficiarse de esa exención, mientras que las que emprenden su expansión internacional “pierden su posibilidad de acogerse a medidas de simplificación una vez que han rebasado el límite máximo para la aplicación de la exención”.

Esto significa -subraya Bruselas- “que no existen condiciones de igualdad para las pequeñas empresas que operan dentro de la UE”.

Según los datos aportados por la Comisión Europea, para cumplir con la actual legislación del IVA, las empresas que operan en otros países tienen unos costes superiores en un 11% a los de las empresas cuya actividad es sólo nacional. Eso lastra, sobre todo, a las empresas más pequeñas.

“Esto está resultando un auténtico obstáculo para el crecimiento, ya que las pequeñas empresas representan el 98% de todas las empresas de la UE”, advierte el Ejecutivo comunitario.

Fuente: www.rtve.es › Noticias › Economía

FORMACIÓN IN COMPANY

A través de la formación In Company, Palomo Consultors pretende proporcionar a las empresas vías de formación específicas para sus directivos y equipos que puedan dar respuesta a la necesidad de mejorar los resultados de su gestión empresarial con cursos prácticos orientados a aumentar el rendimiento de los mismos.

Ofrecemos cursos dinámicos y eminentemente prácticos, con una base teórica y donde se utilizan técnicas y herramientas de desarrollo personal y profesional.

Estas acciones formativas son bonificables con la Fundación Tripartita. Te asesoramos para que elijas la formación que necesitan tus empleados y realizamos los trámites para que la formación en tu empresa pueda acogerse al sistema de bonificaciones. Si quieres conocer el crédito del que dispone tu empresa, solicita información sin compromiso.

Además, podemos diseñar Cursos In Company a medida según las necesidades de la empresa.

Si eres autónomo o particular reserva tu plaza a través del formulario de contacto indicando el curso que te interesa y te avisaremos de la próxima convocatoria o bien ponte en contacto con nosotros a través del mail: jordi@palomo.net

También puedes visitar nuestra área de formación: http://palomo.net/servicios/area-de-formacion/

 

Muchas gracias.

EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

“La evaluación de desempeño es una de las herramientas más valiosas que puede tener un líder de equipo. Frecuentemente o no se hace, o no se consigue hacer de forma que el empleado lo perciba como algo positivo y constructivo.”

Sin embargo la evaluación de desempeño puede ser una gran oportunidad tanto para la empresa como para el empleado. Por un lado, para dejar claro los objetivos que son importantes para la empresa y, por otro lado, para que el trabajador tenga muy claro qué es lo que se espera de él, es decir, dónde tiene que  poner el foco.

Estas son 10 claves para hacerlo correctamente:

  1. Definir objetivos.Hacerlo de forma clara, con una descripción detallada de ellos e incluso jerarquizando su importancia. Se indicará en qué plazo se revisarán esos objetivos (pueden ser trimestrales, semestrales, anuales,…). Estos objetivos deben ser específicos, medibles y realistas.
  2. Factual.Cuando se revisen los resultados alcanzados es importante basarse en hechos concretos y datos. Dar información concreta ayudará al empleado a comprender mucho mejor qué es lo que está haciendo bien y dónde necesita mejorar. Aportar ejemplos tanto de los logros como de las áreas de mejora es fundamental. Es importante verificar que la información es precisa.
  3. Evita sorpresas. Ante cualquier situación de rendimiento o actitud no adecuada, se debe dar al empleado feedback inmediato. Debe saber cuanto antes que esa situación o comportamiento no se debe repetir.

4.Prepara la reunión. Reúne la información necesaria, cuanto más concreto sea el feedback que aportemos, mayor calidad tendrá la revisión de objetivos y por tanto mejores resultados.

“Esta práctica bien implementada, no sólo contribuirá a mejorar el rendimiento de tu equipo, sino a aumentar su motivación y compromiso.”

5.Discrección. Cuando tengamos información procedente de terceras personas deberemos comprobar la veracidad de las mismas y proteger el anonimato de esas fuentes.

  1. Sé profesional.Nos debemos ceñir al rendimiento y la conducta en el lugar de trabajo. Si es alguien con el que no conectemos especialmente, tenemos que tener en cuenta que estamos allí para trabajar bien juntos, no necesariamente tenemos que ser amigos. Igualmente, cuando haya amistad con empleados, vamos a intentar ser muy objetivos evaluando resultados.
  2. Equilibrio.Es importante tener un equilibrio entre las críticas y las alabanzas. Tenemos que aportar información sobre aquello que se debe mejorar, pero también reconocer aquello que ya se está haciendo bien.

“El reconocimiento al trabajo bien hecho es probablemente una de las mayores fuentes de motivación para nuestro equipo (¡y no cuesta dinero!) y es además un buen refuerzo para que sigan haciéndolo así de bien”. 

  1. Respeto.Importante mantener el respeto mutuo, evitar ataques personales, sarcasmos o agresividad.
  2. Diálogo.Que no se convierta en un monólogo, sino que ambas partes puedas intercambiar opiniones. Escucha las necesidades de tu equipo, sus motivaciones, sus inquietudes. Simplemente el hecho de ser escuchado ya tiene un efecto motivador.

10.Universal. La revisión de objetivos debe hacerse con todos y cada uno de los miembros del equipo. El empleado lo debe percibir como una oportunidad para dialogar con su líder, hablar sobre sus logros, sus necesidades, sus inquietudes,..¿Cómo vas a privar a alguien de tu equipo de este derecho?

(Fuente:  Inma Ríos-Linkedin)