LA BANCA TENDRÁ QUE HACER UN NUEVO ESFUERZO EN PROVISIONES A FINAL DE ESTE AÑO

Como consecuencia de la entrada en vigor el

1 de enero de 2018 de la nueva normativa de contabilidad, conocida como IFRS9. Las

entidades españolas, una de las más afectadas por este cambio legal, tendrán que dotar

en torno a unos 4.000 millones, una cifra que aún así es manejable, según distintos

expertos. El sector, como en pasadas ocasiones, espera que esta factura tenga un

tratamiento fiscal beneficioso, es decir, que se consideren activos deducibles o generen

créditos fiscales diferidos monetizables en un futuro. Así se han hecho saber al Ministerio

de Hacienda, que aún no se ha pronunciado al respecto.

0 Comentaris

Deixar un comentari

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *