TENDENCIAS DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL PARA RRHH EN 2020

Capital humano – Documento

Lourdes Molinero

Socio Director de Incipy

La mayoría de las empresas ya tiene claro que en el proceso de transformación digital lo importante no es la tecnología, que es un medio, sino las personas de la organización que, en definitiva, son las que harán posible los cambios necesarios para adaptar los negocios, y sectores tradicionales, a escenarios disruptores y clientes más digitales.

Las compañías se enfrentan, para conseguir una nueva cultura digital, a nuevos modelos organizativos, nuevas formas de trabajo y una mayor creatividad para conseguir la vinculación del talento a la organización. Es el momento de invertir, de verdad, en el empleado. RRHH tiene que tomarse en serio y creérselo, que su rol es clave para liderar estos procesos y, sí o sí, hablar el lenguaje de negocio y del CEO.

El cambio es ya una constante en nuestra realidad y es parte de la nueva cultura. Para conseguir que la gente sea parte de ese cambio y no tenga miedo de él, se necesita un tipo de liderazgo diferente que empodere a los equipos, acompañe en el desarrollo de las personas y les ayude a triunfar en los nuevos escenarios.

El talento con conocimientos, mentalidad y habilidades digitales, es escaso. En las empresas hay un importante gap en este aspecto y deberán invertir en formación digital y dar espacio para el desarrollo propio en la compañía.

El conocimiento es importante y deberemos contar con expertos, pero será vital no perder de vista las competencias que deberemos ayudar a desarrollar a las personas de los equipos y que son necesarias para esta nueva cultura y nueva realidad empresarial: curiosidad, capacidad de autoaprendizaje, empatía, saber integrarse en entornos robotizados, planificar en escenarios inciertos, escucha multicanal, inteligencia práctica, resolución de problemas complejos, flexibilidad cognitiva.

La persona es la que realmente se convierte en el centro de la organización. Los robots van a hacer antes y mejor, una serie de trabajos. La robotización aporta efectividad y la automatización reduce tiempos. Los humanos debemos focalizarnos en temas que aporten verdadero valor y que nunca hará un robot. La creatividad, la capacidad de adaptarnos rápidamente ante un imprevisto…las grandes empresas tecnológicas están fichando filósofos, historiadores, licenciados en humanidades que les ayuden a entender al ser humano para saber crear la tecnología que ayude a cubrir sus necesidades.

Hay que escuchar qué quieren y valoran los empleados y poder ver que le ofrecemos como compañía. La gente busca confianza, transparencia y tenemos que transformar la manera de comunicarnos y relacionarnos con ellos.

En las compañías pueden estar conviviendo 4 o 5 generaciones diferentes, que valoran cosas diferente y tiene expectativas diversas, por eso es vital que, igual que las empresas se centraron en la experiencia del cliente, lo hagan ahora con los empleados. Del CRM al ERM (Employee Relationship Management)

La tecnología tiene un crecimiento exponencial y adaptarse a cambios tan rápidos es difícil. El uso masivo de esta tecnología puede crear soledad, por eso hay una clara tendencia hacia el Wellbeing, con iniciativas, por parte de la empresa, para cuidar el bienestar de sus empleados.

El próximo año se presenta interesante para RRHH, como lo han sido los últimos, pero cada vez la urgencia para asumir y planificar correctamente la transformación que estamos viviendo es mayor. La creatividad y perseverancia serán nuestros mejores aliados, para conseguir la adaptación de nuestras empresas a la disrupción que tenemos delante y unos empleados vinculados con la compañía y comprometidos.

Molinero, Lourdes

Fuente: Capital Humano, Nº 348, Sección Tendencias / Tribuna, Diciembre 2019, Wolters Kluwer España

0 Comentaris

Deixar un comentari

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *