COMO DEFINIR LOS PROYECTOS, DE FORMA EXHAUSTIVA

En los proyectos de consultoría, cada una de las fases puede ser realizada por grupos de trabajo diferentes, por lo que resulta imprescindible que la definición del proyecto sea lo más exhaustiva posible.

Definir un proyecto es la primera fase en consultoría y una de las fases más críticas para el éxito de un proyecto. En esta fase se debe de revisar el contexto en el que surge el proyecto, el modelo de negocio de la empresa, sus capacidades y los riesgos asociados. Y sobre todo detallar cuál es el objetivo esperado en términos de ROI y de eficiencia.

A continuación se detallan algunas de las preguntas que puedes usar como referencia para definir los proyectos:

Definir la motivación del proyecto

  • ¿Quién es el promotor del proyecto?
  • ¿Cómo define el proyecto su promotor?
  • ¿Cuál es el resultado esperado?
  • ¿Cómo definen el proyecto otros integrantes de la compañía?
  • ¿Por qué se lanza ahora este proyecto?
  • ¿Qué puede pasar si el proyecto no se lleva a cabo?
  • ¿Qué hacen otras empresas del sector o de otros sectores con problemas similares?
  • ¿Cuál es la urgencia del proyecto?

Definir el modelo de negocio

  • ¿En qué consiste el modelo de negocio de la empresa?
  • ¿Cuál es el tamaño de la empresa? (beneficio, facturación, empleados, etc)
  • ¿Cuál es tu posición en el mercado?
  • ¿Cuáles son los tipos de clientes que compran los productos y servicios?
  • ¿Cuáles son las líneas de negocio de la empresa?
  • ¿Cuáles es la facturación y beneficio por cada línea de negocio?
  • ¿Cómo se distribuyen los gastos?
  • ¿Quiénes son sus principales proveedores?
  • ¿Cómo son los precios con respecto al mercado y principales competidores?
  • ¿Cómo encaja este proyecto en la estrategia de la empresa?

Definir las capacidades de la empresa

  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?
  • ¿Cuál es tu capacidad financiera y de endeudamiento?
  • ¿Cuál es la formación, experiencia y motivación de tus trabajadores?
  • ¿Cuál es tu capacidad tecnológica y de innovación?
  • ¿Cuáles son las principales áreas de la empresa impactadas por el proyecto?
  • ¿Qué integrantes de la empresa van a participar activamente en el proyecto?

Definir los riesgos

  • ¿Cuánto está creciendo o decreciendo tu sector?
  • ¿Cuál es la tendencia de los márgenes de venta en tu sector?
  • ¿Qué probable es la entrada de nuevos competidores en el mercado?
  • ¿Qué barreras de entrada existen actualmente?
  • ¿Quiénes son los principales competidores en su mercado?
  • ¿Qué productos o tecnologías tienen potencial para sustituir a tus productos?
  • ¿Cómo puede impactar el proyecto a la percepción de los clientes tienen de la empresa?
  • ¿Cuál es el coste de cambio de tus clientes?
  • ¿Cuál es el nivel de integración en el canal de distribución?
  • ¿Cuáles son los principales problemas para ejecutar el proyecto?
  • ¿Se ha intentado algún proyecto similar en la empresa? ¿Por qué?
  • Si se había intentado en el pasado, ¿por qué no funcionó?
  • ¿Cuáles son los síntomas y cuáles son los problemas de base?

Medición y seguimiento

  • ¿Cuál es el ROI esperado?
  • ¿Qué indicadores de eficiencia vamos a utilizar?

Una vez que tengamos respuesta a todas las preguntas relevantes, podemos definir el alcance del proyecto y por tanto podemos comenzar a establecer un plan de trabajo, con su cronograma correspondiente.

0 Comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *