EL GOBIERNO ESTÁ DISPUESTO A QUE LOS AVALES PÚBLICOS DE LOS CRÉDITOS A LAS EMPRESAS ALCANCEN ENTRE UN 60 Y UN 80%.

La cobertura máxima será para la financiación a pymes y autónomos que se vean afectados por el coronavirus. De esta manera, atiende en parte las reclamaciones de la banca, que estaba solicitando una horquilla de garantías con el fin de movilizar el mayor volumen de recursos al tejido productivo y mitigar así los efectos económicos de la pandemia. Además, los avales solo estarán disponibles para nueva financiación. En ningún caso para empresas que hubieran tenido problemas de insolvencia con anterioridad a la pandemia. El Ejecutivo quiere evitar que compañías que ya pasaban por apuros se beneficien del plan, ya que se han lanzado para mitigar exclusivamente las consecuencias del virus en la economía.

0 Comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *