LA DEBACLE DE BANCO POPULAR

Los afectados por la debacle de Banco Popular, tienen hasta el 7 de

diciembre para decidir si aceptan los bonos fidelización.

Los afectados por la debacle de Banco Popular, tienen hasta el 7 de

diciembre para decidir si aceptan los bonos fidelización que Banco Santander ofrece

como compensación, a cambio de que renuncien a demandarle por las pérdidas sufridas.

La propia entidad admite que los bonos “no se consideran convenientes para clientes

minoristas” por su complejidad y dudosa liquidez, a la vez que cercenan buena parte de las

posibilidades de lograr una eventual indemnización por la vía judicial. Se trata, no obstante,

de un pájaro en mano que ya ha aceptado el 60% de los potenciales beneficiarios (algunos

bonistas de Popular y quienes acudieran a su ampliación de capital de 2016), según revela

el banco. Sin embargo, algunos abogados advierten de que al riesgo económico y jurídico

que sobrevuela al producto se le suma la incertidumbre por su tratamiento fiscal. El

peor escenario es que las distintas haciendas autonómicas consideren que el bono debe

estar sujeto al impuesto sobre donaciones.

0 Comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *