LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL NO ES UNA OPCIÓN PARA LAS EMPRESAS

La transformación digital no es una opción para las empresas, es el pasaporte para asegurar su supervivencia.

La implantación de las nuevas tecnologías está ayudando

a los clientes a ser cada vez más infieles por lo que ahora

el reto de las compañías va más allá de vender sus productos.

Según defienden las compañías, la rentabilidad no está en captar un cliente con una oferta,

sino en conseguir que se quede en la organización,

contrate cada vez más productos y los recomiende a su amigos,

familiares y conocidos. Es decir, el negocio está en conquistar

a los clientes y lograr que repitan experiencia o aumenten su gasto medio.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *