BRUSELAS PONE EL ÉNFASIS EN QUE LA RECUPERACIÓN ESPAÑOLA SE SOSTIENE A TRAVÉS DE LA DEMANDA INTERNA

El crecimiento procedente del exterior es ya prácticamente inexistente, a pesar de que la devaluación interna buscaba desesperadamente conseguir superávits comerciales sostenidos. El análisis de la Comisión pone el acento en los riesgos a la baja del sector exterior, básicamente por la crisis que se avecina en el mundo emergente, con China y Latinoamérica en el radar de las preocupaciones. La economía española se verá afectada directamente, pero también a través de su mayor socio, Alemania, cuyos vínculos con China son notables. La Comisión pronostica un avance del PIB del 3,1% este año y del 2,7% el próximo, frente al 3,3% y 3%, respectivamente, del Gobierno español.

 

0 Comentaris

Deixar un comentari

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.