EL BANCO DE ESPAÑA ESTÉ ADVIRTIENDO A ALGUNAS ENTIDADES DE QUE EL EMISOR DE LA TARJETA NO PUEDE COBRAR AL CLIENTE

El Banco de España esté advirtiendo a algunas entidades de que el emisor de la tarjeta no puede cobrar al cliente, cuando va a un cajero ajeno, más de lo que ya le carga el dueño de la máquina, desde el 3 de octubre, cuando entró en vigor el real decreto sobre comisiones Es decir: la tasa no debe superar los 0,65 euros. Esto se debe traducir en fuertes descuentos sobre tarifas actuales, que pueden llegar a 4 euros. Las entidades piden tiempo para adaptarse pero el supervisor les apremia. Incluso, según algunas fuentes, está estudiando exigirles que retrotraigan (es decir, que devuelvan) las tasas cobradas de más desde el 3 de octubre cuando entró en vigor la norma.

0 Comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.