QUÉ ES EL OUTDOOR TRAINING?

INTRODUCCIÓN

Hoy en día para el éxito de las organizaciones y la diferenciación competitiva es necesario gestionar adecuadamente el Capital Social, es decir el talento, creatividad, inteligencia, aspiraciones y motivaciones del personal de una empresa, enmarcados dentro de una cultura organizacional que define su accionar, permitiendo responder con agilidad a los requerimientos cambiantes del mundo moderno

Está comprobado científicamente que aprendemos el 20% de lo que escuchamos, el 50% de lo que vemos y el 80% de lo que hacemos. Esto prueba que la experiencia vivencial de los empleados frente a cursos o conferencias tradicionales en las capacitaciones empresariales sería mucho más enriquecedora y efectiva. Aquí es cuando el sistema de formación de “Outdoor” training cobra importancia.

Los equipos de alto rendimiento destacan por tener un buen liderazgo, una muy buena comunicación, un claro reparto de roles, mucha cohesión  y un buen plan de acción que les guía y enfoca hacia un objetivo muy bien determinado. Al mismo tiempo, operan en entornos empresariales que les ofrecen retos y oportunidades para su continuo desarrollo profesional y personal.

 

¿QUÉ ES OUTDOOR TRAINING?

El Outdoor Training es una actividad formativa que se diferencia de los métodos tradicionales teóricos fomentando la mejora de las habilidades de los participantes a través de la experiencia personal, la superación de ciertos retos y ejercicios al aire libre y la posterior visión y reflexión sobre lo ocurrido. Los participantes son invitados a vivir una experiencia que requiere mucho “trabajo en equipo” para superar cada reto y así lograr alcanzar una meta final.

Las acciones Outdoor Training están diseñadas especialmente para equipos reducidos de directivos, combinan actividades retadoras al aire libre con sesiones de reflexión que potencian, a través de la práctica y la experiencia, el cambio en la manera de sentir, pensar y actuar de los participantes, incidiendo en aquellos aspectos del grupo que sea necesario reforzarliderazgo, toma de decisiones, trabajo en equipo, comunicación, superación personal, etc… Cada equipo es un mundo y, si bien todos tienen mucho por mejorar en su forma de trabajo en equipo, cada equipo tiene sus particularidades.

El Outdoor Training es un medio que consiste en juegos o actividades al aire libre o espacios abiertos, con una metodología propia de la educación experiencial, es decir aprendizaje netamente vivencial, que presenta una secuencia lógica de actividades donde se extraen conclusiones que ayudan a mejorar el entorno personal y profesional.

Es llevada a cabo por personal (facilitadores) con un alto contenido docente, que basan el aprendizaje a través de la experiencia en un clima distendido, donde se llevan a cabo actividades que combinan la competitividad, el trabajo en equipo, el liderazgo y la comunicación, es decir aspectos relevantes para la gestión del capital social.

Se trabajan competencias tales como el liderazgo, trabajo en equipo, capacidad para tomar decisiones en entornos complejos, creatividad, comunicación verbal/no verbal, empatía, autoconocimiento (fortalezas y limitaciones), capacidad relacional,  gestión de estrés y tolerancia, sentido de la generosidad…

 

¿QUÉ ES EL APRENDIZAJE EXPERIENCIAL?

Ninguna lección es mejor aprendida que aquella a la que cada individuo llega por si mismo. Con la vivencia de una serie de experiencias únicas y emocionantes conseguiremos preparar al individuo para el cambio, impactar y que él mismo reflexione y aprenda de una forma activa, natural y duradera. Eso es lo que se llama aprendizaje “experiencial” o “vivencial” y de ese tipo de aprendizaje se nutre el Outdoor Training.

 

¿QUÉ BENEFICIOS BRINDA EL OUTDOOR TRAINIG A LAS EMPRESAS?

Los beneficios más relevantes están relacionados con las habilidades interpersonales propias de la inteligencia emocional que deben estar presente en las empresas, como son los siguientes:

  • Estimula la confianza y desarrolla/potencia el espíritu de trabajo en equipo, para lograr la cooperación y complementación entre los miembros.
  • Potencia el liderazgo y la capacidad de delegar responsabilidades.
  • Motiva a los participantes en los compromisos del trabajo diario.
  • Fomenta la comunicación e integración entre áreas y miembros de una organización.
  • Aumenta la resistencia al estrés.
  • Mejora la reacción de sagacidad en ingenio ante situaciones de presión y cambio.
  • Aumenta la confianza entre compañeros.
  • Entrena el enfoque de la atención y visión.

La riqueza que se obtiene de este tipo de experiencias impacta de manera positiva en los participantes. Su gran aporte personal y grupal establece un diferencial con instancias tradicionales de formación orientadas a un estilo académico.

 

EL OUTDOOR TRAINING: MUCHO MÁS QUE UN JUEGO

Un programa de Outdoor Training va más allá de ofrecer cursos y juegos al aire libre, ya que se busca que el empleado debe asumir un compromiso de mejora con su empresa. Las actividades diseñadas parten de una planificación tomada de la problemática y necesidades detectadas. Se busca que el grupo detecte los puntos fuertes y débiles derivados de los comportamientos del equipo y vincular estas actitudes a las conductas habituales en el trabajo. Finalmente, se elabora un plan de acción con los diferentes aspectos a mejorar aplicables a la empresa.

Al igual que todo programa de formación desarrollado por una compañía, sus objetivos deben están claramente definidos, evaluando el momento en el cual se aplica y siendo administrado y dirigido por técnicos especialmente entrenados para ello. En ello se basa el éxito.

 

ANTECEDENTES

Esta técnica de recursos humanos es relativamente novedosa en España, pero se lleva aplicando hace muchos años en otros países, principalmente del área anglosajona. No es de extrañar, ya que el Outdoor Training tiene sus orígenes en Estados Unidos y Gran Bretaña, donde tras la Segunda Guerra Mundial las escuelas aplicaban conceptos y conocimientos provenientes del campo militar con el fin de diseñar estrategias efectivas que fomentasen las relaciones entre los miembros de una empresa para conseguir mejorar su productividad.

Inicialmente se aplicó a los directivos, mandos superiores y ejecutivos de las compañías, pero posteriormente se ha ido ampliando a todos los escalafones de la organización empresarial debido a los beneficios que produce esta técnica en las relaciones personales entre todos los integrantes de la empresa, utilizándose como fórmula para la resolución de conflictos que pueden surgir en las empresas o mejorar el rendimiento de los equipos de trabajo.

Des de el Área de Formación de Palomo Consultors ofrecemos programas de outdoor personalizados, adaptados a las necesidades de nuestros clientes.
Con nuestras actividades totalmente innovadoras, ayudamos a incrementar la productividad profesional y estimulamos las relaciones entre los participantes.

COACHING: LAS EMPRESAS TAMBIÉN NECESITAN ENTRENAR

Se trata de un procedimiento que ayuda e instruye a una persona o un colectivo con la finalidad de cumplir metas o desarrollar habilidades específicas

  • Con esta técnica las empresas buscan mejorar el rendimiento, facilitar el aprendizaje y el desarrollo de su equipo
  • Según un estudio, un 88% de las empresas encuestadas asegura que este método de entrenamiento proporciona retorno de la inversión

 

En los últimos años, el término anglosajón ‘coach’, entrenador o preparador en castellano, se ha instalado en la sociedad procedente del ámbito deportivo. El coaching o método de entrenamiento es ya una realidad. Se trata de una disciplina que ayuda e instruye a una persona o un colectivo con la finalidad de cumplir metas o desarrollar habilidades específicas utilizando los propios recursos. Su acogida ha sido tal que muchas empresas lo demandan como parte fundamental del negocio para mejorar el rendimiento y lograr sus objetivos.

Existen diversos métodos y aplicaciones dependiendo de a quién va dirigido y la técnica que se utiliza. El coaching puede centrarse, por ejemplo, en mejorar las competencias de un individuo, orientarse a la formación de líderes y equipos, colaborar en el hallazgo de áreas de oportunidad en grandes organizaciones o en la mejora estructural de las empresas.

 

EN QUÉ CONSISTE

“El coaching sirve para fomentar el rendimiento, facilitar el aprendizaje y el desarrollo en el entorno empresarial”

Arantxa Quintana, coach empresarial, describe en qué consiste su trabajo en las compañías y a quiénes va dirigido. “A través del coaching mejoramos o ayudamos a poner en visión a los miembros de la empresa, se puede trabajar con el consejo de dirección pasando por mandos intermedios hasta llegar a la última persona de la organización”. Este método, según Quintana, consiste en un acompañamiento hacia un objetivo alcanzable, ayuda a descubrir áreas de mejora y fortalezas, a saber cuáles son los límites y a poner el foco en el futuro. “Las empresas buscan objetivos y además que sean cuantificables, todo ello depende de las personas que integran la organización, de los equipos, de los productos y clientes con los que trabajan, ahí está nuestro quehacer”, describe la experta.

Para Fernando Corral, profesor de dirección de recursos humanos y liderazgo en la Universidad Antonio de Nebrija y coach acreditado, el coaching es un procedimiento de desarrollo personalizado para una persona, grupo o equipo basado en una relación de confianza y que sirve para fomentar el rendimiento, facilitar el aprendizaje y el desarrollo en el entorno empresarial.

En un proceso de coaching, el entrenador acompaña a su cliente en el descubrimiento de aquellos puntos ciegos que puedan estar limitando sus resultados, animándole a emprender nuevas acciones que le ayuden a desarrollar al máximo su potencial, explica Joan Díaz, coach certificado, director de desarrollo de Negocio en Escuela Europea de Coaching (EEC). Este método, por tanto, “optimiza las habilidades de los clientes, incrementa la eficacia de sus acciones, mejorando su bienestar profesional y personal”, asevera Díaz.

Este término no es nuevo. Se trata de un concepto que ya se utilizaba desde hace décadas en el ámbito deportivo y muchos de sus aspectos se han trasladado al entorno empresarial, cuyo desarrollo como tal ha despegado desde los años 80 y 90, indican los entendidos en la materia. Pero, ¿por qué recurren las empresas a estos servicios?

 

DE LOS OBJETIVOS…

“Las empresas buscan con esta disciplina “mejorar el rendimiento, facilitar el aprendizaje y el desarrollo”

“Las empresas buscan con esta disciplina “mejorar el rendimiento, facilitar el aprendizaje y el desarrollo. Hay ocasiones en que se utiliza con una intención de impulsar todavía más un rendimiento excelente y otras en el que tiene una intención correctiva”, señala Fernando Corral.

Para Susana Alonso, directora de la Escuela Internacional de Coaching Dialógico del IDDI de la Universidad Francisco de Vitoria esta modalidad se ha puesto de moda porque “si se hace bien es muy efectivo”, subraya. Y argumenta en la misma línea que Corral: “Se trata de hacer un acompañamiento para conseguir mejor un objetivo personal y profesional, es decir, para conseguir una mejora del rendimiento de las personas, con una orientación muy práctica. Y eso está muy valorado por la empresas”, explica.

En general, son tres los motivos por los que las empresas deciden acudir al coaching, detalla Joan Díaz, también director de la EEC en Cataluña. Uno el de fomentar un estilo de liderazgo más inspirador, que pueda sacar lo mejor del equipo y conseguir que este se comprometa con los nuevos desafíos. Otro, potenciar las habilidades como gestores del cambio dentro de la organización y generar una mirada más creativa en los equipos. Y un último, crucial dada la situación actual, el de trabajar con los comités de dirección, generando una visión posibilitadora y ambiciosa, que les permita dibujar retos alcanzables. “Las empresas que revisan sus procesos y sus creencias limitantes salen reforzadas”, asegura Díaz.

 

… A LOS RESULTADOS

Así es. Las empresas, al contratar estos servicios, buscan resultados y parece que los consiguen. Según un estudio sobre coaching ejecutivo elaborado por la consultora británica de capital humano HDA, un 97% de las organizaciones encuestadas creen que esta disciplina impacta positivamente en el rendimiento empresarial. Precisamente, la mejora en la productividad fue calificada como el beneficio principal de la aplicación del coaching. Un 88% de las empresas encuestadas aseguran que este ‘método de entrenamiento’ proporciona retorno de la inversión (ROI).

Sin embargo el precio a pagar a cambio también es relevante. De acuerdo al informe La realidad del coaching en España 2016 elaborado por Creantum, existe gran disparidad de precios en las sesiones de Coaching empresarial, si bien una mayoría, el 26,9%, de los coaches encuestados reconoce que cobra entre 120 y 200 euros por sesión. Esta labor, tal y como explica Susana Alonso, de la Universidad Francisco de Vitoria debe ser ejercida “por un coach formado y preparado que cuente con las certificaciones adecuadas”.

Un 97% de las organizaciones encuestadas creen que esta disciplina impacta positivamente en el rendimiento empresarial

No obstante, pese a ser tan efectivo como demuestran los estudios, esta disciplina también se encuentra con críticas. “Se ha usado el coaching haciendo mala praxis, al haber personas que decían ser coach y en realidad no lo eran, es decir, por intrusismo”, reprocha Susana Alonso. Por su parte, Fernando Corral, coach y profesor de la Universidad Antonio de Nebrija, admite que “hay quien duda de que a través de unas conversaciones –por muy profesionales que sean- la persona pueda hacer cambios significativos en sus hábitos de conducta, especialmente en personas con más edad y experiencia.”

Pese a todo, los profesionales y expertos en la materia defienden su disciplina, sus métodos y herramientas de trabajo y recalcan las claves del éxito. “Cuando se dan las circunstancias de profesionalidad y experiencia del coach, de disposición del coachee al cambio y de apoyo por parte de la empresa, el coaching es altamente efectivo por su ayuda para probar nuevas pautas de conducta que le han llevado a conseguir resultados extraordinarios”, explica Corral. Susana Alonso concluye: “Nuestro trabajo contribuye al desarrollo del liderazgo de las personas, tanto personal como profesional. Además, el coaching empresarial también mejora las relaciones dentro de las organizaciones, y, en consecuencia, mejora el clima laboral”.

Des de Palomo Consultors, SL os animamos a contratar este servicio para impulsar su negocio.

Nos enfocamos en la orientación de los Líderes para promover su crecimiento individual y el desarrollo de las Competencias y Habilidades que promoverán el crecimiento del talento en las Organizaciones.

En definitiva, los beneficios del coaching son múltiples y por este motivo, cada vez son más las empresas que contratan uno o varios procesos para el desarrollo de su organización. Si todavía no lo ha hecho o tiene dudas sobre esta metodología no dude en contactar con nosotros.

CONECTE LA ESTRATEGIA DE SU EMPRESA A SU IDENTIDAD

Los líderes de hoy saben qué necesitan para superar a sus competidores y para tener éxito. No solo para dar en el blanco con sólo uno o dos productos o servicios, sino también para ganar consistentemente a través de sus negocios, una y otra vez. Para lograr esto, uno debe tener respuestas claras a algunas preguntas estratégicas básicas acerca de la empresa y su identidad:

 

  • ¿Quiénes somos?
  • ¿Qué hace que nuestra empresa sea única?
  • ¿Cuál es la base de nuestra ventaja?
  • ¿Qué valor aportamos y para quién?

 

La mayoría de las empresas, sin embargo, no tienen respuestas concretas a estas preguntas.

 

Este artículo, publicado recientemente en Harvard Business Review, extrae las conclusiones de un estudio realizado por Paul Leinwand & Cesare Mainardi a 14 empresas ejemplares que pudieron responder a estas preguntas, incluyendo Ikea, Apple, Natura y Haier, entre otras. Las preguntas van más allá de cualquier producto o servicio en particular. Tienen que ver con la identidad de su empresa y las capacidades distintivas que le permiten crear valor. Los primeros resultados del estudio sugieren que sólo algo más de la mitad de los líderes que respondieron, el 57%, eran capaces de describir una identidad distintiva para sus empresas; pero sólo el 26% pensaba que todos sus empleados podrían llevarla a cabo.
No es que los ejecutivos que no puedan responder a estas preguntas carecen de las habilidades de gestión. La mayoría de los líderes empresariales tienen experiencia en la solución de problemas y capacidad suficiente de gestión para que la empresa pueda avanzar. El problema es que la sabiduría convencional de la práctica empresarial corriente hace que sea difícil pensar con claridad acerca de los fundamentos estratégicos. Muchas compañías, por ejemplo, han estado persiguiendo el crecimiento a toda costa en los últimos años, así como la construcción de una amplia gama de productos y servicios para abordar las oportunidades de mercado interesantes. Pero la búsqueda del crecimiento por el crecimiento, sin entender la ventaja fundamental que impulsa el éxito de su empresa, les ha dejado con una cartera poco diferenciada de productos y servicios.
Los líderes de estas empresas pueden aprender a construir ventajas a largo plazo desde el enfoque estratégico, utilizado por las empresas líderes en el mundo, compuesto por cinco ejes de liderazgo no convencional, que refuerzan la identidad de la organización:

 

  1. Comprométase con una identidad clara, definida por la forma de crear valor para los clientes, por las capacidades diferenciadoras que le permiten hacerlo y por la cartera de productos o servicios que aporta su propuesta de valor. No persiga oportunidades de mercado que no tengan opción de ganar. Sea claro de mente acerca de lo que mejor sabe hacer y construya su estrategia en torno a esos puntos fuertes.
  2. Traduzca la estrategia en el día a día mediante el diseño y la construcción de sus propias capacidades, a medida que lo diferencian de sus competidores. Impulse esas capacidades para que su equipo y la organización entera se centren en la ejecución de la estrategia de su empresa, día tras día.
  3. Ponga su cultura a trabajar, en lugar de tratar de modificarla, con el fin de cambiar el comportamiento de los empleados. Identifique algunos comportamientos críticos que desea difundir en toda la organización. Forme a los gerentes y a los empleados que demuestren los comportamientos que desea ver potenciados. Aproveche atributos emocionalmente resonantes que estén estrechamente ligados a la identidad de su empresa. Esto permitirá que pueda prosperar con su estrategia.
  4. Reduzca costes no necesarios y enfoque sus recursos estratégicamente: invierta en las capacidades que son más importantes y “podar” todo lo demás.
  5. En vez de reaccionar a los cambios, crear el cambio que quiere ver. Continúe avanzando con lo que ya es exitoso y con la obtención de un acceso privilegiado hacia sus clientes. Esto le permitirá dar forma deliberada a su futuro mediante el uso de sus capacidades para atraer a los clientes y al talento.

 

La implementación de estos cinco ejes puede no ser el único camino hacia el éxito, pero es el único camino que sabemos que cierra la brecha entre estrategia y ejecución. Reforzando la coherencia de gestión, también podrá aumentar el rendimiento y la moral de su empresa.

 

CÓMO UTILIZAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA CONSEGUIR MEJORES ACUERDOS EN TUS NEGOCIACIONES

En un contexto de negociación,  las emociones influyen debido a nuestra necesidad de lograr un objetivo. Nuestro objetivo puede ser económico, de mejora de condiciones laborales, de resolución de un conflicto, de firma de un contrato… Todo esto nos produce una cierta ansiedad por miedo a no llegar a un acuerdo satisfactorio para nosotros;  a que nuestro “oponente” en la negociación descubra nuestros puntos débiles; a la incertidumbre que conlleva cualquier proceso negociador (no olvidemos que, cuando parece que está todo decidido, pueden surgir nuevos puntos de fricción entre las partes por cabos no resueltos, peticiones de última hora que complican el cierre final),  etc…

 

¿Cómo podemos gestionar las emociones? Entrenando la Inteligencia Emocional y siguiendo una serie de pautas que deben darse en cualquier negociación:

 

  1. a) En primer lugar, tenemos que tener claro que en una negociación ambas partes tienen que ganar (filosofía win-win: yo gano-tú ganas). Esto quiere decir que lo que estamos negociando no son objetivos sino intereses y que lo ideal es que converjan los de ambas partes. Es normal partir de posiciones en las cuales ambos queremos obtener lo máximo. La magia negociadora radica en ir reajustando aspiraciones con el fin de llegar a un acuerdo que nos satisfaga a todos.  Hemos de reconocer al otro con sus legítimos intereses.

 

  1. b) La negociación no es una confrontación sino una comunicación, un intercambio de información sobre necesidades, aspiraciones.

 

  1. c) Toda negociación tiene 3 fases: Preparación, desarrollo y cierre:

 

Fase 1: Un 70% del proceso negociador se basa en la preparación. Para prepararnos, tendremos que aprender a conocernos a nosotros mismos y al otro. ¿Eres un negociador duro o blando? ¿Qué buscas con esta negociación? ¿Hasta dónde estás dispuesto a ceder? ¿Cuál es para ti el “punto muerto”, aquel a partir del cual la negociación se acaba y no quieres continuar? ¿Cómo es el otro? ¿Qué quiere? ¿Cuál es su punto fuerte y cuál es el débil? Todo esto lo puedes averiguar antes de sentarte en la mesa, aunque habrá cosas que descubrirás durante el desarrollo de las conversaciones, gracias a tu habilidad para realizar las preguntas clave.

 

Fase 2: Durante el desarrollo, tenemos que moderar el lenguaje; plantear lo que queremos de forma razonada; ser cautos si no confiamos del todo en nuestro interlocutor; no estancarnos en cuestiones menores y plantear alternativas que sirvan para acercar posturas.

 

Fase 3: En la fase de cierre, puede que surjan nuevas peticiones por ambas partes, especialmente si la persona con la que estamos hablando no es la que toma la decisión final. Tenemos que estar preparados para nuevos flecos e incluso para la posibilidad de que esas aristas impidan el acuerdo. De hecho, el no acuerdo también es una forma de cierre de la negociación.

 

Las negociaciones a menudo están teñidas por la emoción. Al igual que ocurre en otras habilidades relacionadas con la comunicación, muchos directivos preparan la estrategia, las tácticas, las ofertas y contraofertas, las recompensas y sanciones, y no prestan suficiente atención a cómo las emociones afectan a lo que sucede en la mesa de negociación. La profesora de negociación Alison Wood Brooks del Harvard Business School ha publicado un artículo que examina cómo ciertos sentimientos influyen durante el proceso.

 

Las investigaciones que cita en el artículo muestran cómo podemos regular y expresar nuestra ansiedad, ira, excitación, decepción o arrepentimiento durante una negociación y de esta forma alcanzar acuerdos más ventajosos.

 

  • La ansiedad conduce a pobres resultados

 

La mejor manera de reducir el sentimiento de ansiedad al negociar es formarte, entrenarte, practicar, ensayar y seguir siempre afilando tus habilidades de negociación. La ansiedad suele manifestarse como respuesta a nuevos estímulos. Cuanto más familiar te resulte el estímulo, más seguro y menos ansioso te sentirás. Otra forma de reducir la ansiedad es pedirle a un experto externo que negocie por ti. Una persona que no esté implicada emocionalmente llegará sin duda a mejores acuerdos. Fíjate en las estrellas de cine y en los números uno del deporte: tienen su propio agente para que negocie por ellos sus contratos.

 

  • La ira es una espada de doble filo

 

En algunas situaciones, la ira intimida a la otra parte y te ayuda a llegar a un mejor acuerdo. En otras situaciones, en especial las que implican relaciones a largo plazo, mostrarse iracundo daña la confianza y la buena voluntad y aumenta la probabilidad de un impasse. Crear rapport antes, durante y después de la negociación reduce la probabilidad de despertar la ira entre las partes. Para evitar o apaciguar la ira, pulsa el botón de pausa. Los negociadores expertos pasan más tiempo en pausa que negociando. También trata de expresar tristeza en lugar de ira, así como un deseo de compromiso.

 

  • La decepción puede canalizarse para alcanzar acuerdos más satisfactorios

 

Antes de que la decepción se convierta en arrepentimiento, haz montones de preguntas para asegurarte de que has explorado todas las opciones. En muchas ocasiones los negociadores presuponen sin aclarar ni manifestar interés por el otro, cegados por una única variable: el precio. Si no sabes lo que valora el otro, ¿cómo se lo podrás dar?. Y no cierres el acuerdo demasiado pronto. Podrías encontrar formas de endulzarlo si prolongas la conversación. La información es el rey. Y no hay mejor camino para obtenerla de la otra parte que formularle preguntas: muchas, muchísimas preguntas.

 

  • La excitación no siempre es cosa buena

 

Si te dejas llevar por la excitación demasiado pronto, podrías actuar temerariamente. Sé escéptico. El entusiasmo podría conducirte a una escalada de concesiones desastrosa sin información suficiente. Por otro lado, si has obtenido un gran acuerdo, regodearte acerca del resultado final puede alienar a tus interlocutores. Aunque tú te hayas llevado la mejor parte, hazles creer y sentir como si ellos también han ganado. Mientras gestiones adecuadamente tus sentimientos de excitación, todos pueden sentirse ganadores.

 

En resumen, cuando negociamos hay que reconocer el derecho del otro a tener sus propios intereses, conocerle, realizar una ardua tarea de preparación y estar prevenido para diversos escenarios y giros inesperados de los acontecimientos.

COMO DEFINIR LOS PROYECTOS, DE FORMA EXHAUSTIVA

En los proyectos de consultoría, cada una de las fases puede ser realizada por grupos de trabajo diferentes, por lo que resulta imprescindible que la definición del proyecto sea lo más exhaustiva posible.

Definir un proyecto es la primera fase en consultoría y una de las fases más críticas para el éxito de un proyecto. En esta fase se debe de revisar el contexto en el que surge el proyecto, el modelo de negocio de la empresa, sus capacidades y los riesgos asociados. Y sobre todo detallar cuál es el objetivo esperado en términos de ROI y de eficiencia.

A continuación se detallan algunas de las preguntas que puedes usar como referencia para definir los proyectos:

Definir la motivación del proyecto

  • ¿Quién es el promotor del proyecto?
  • ¿Cómo define el proyecto su promotor?
  • ¿Cuál es el resultado esperado?
  • ¿Cómo definen el proyecto otros integrantes de la compañía?
  • ¿Por qué se lanza ahora este proyecto?
  • ¿Qué puede pasar si el proyecto no se lleva a cabo?
  • ¿Qué hacen otras empresas del sector o de otros sectores con problemas similares?
  • ¿Cuál es la urgencia del proyecto?

Definir el modelo de negocio

  • ¿En qué consiste el modelo de negocio de la empresa?
  • ¿Cuál es el tamaño de la empresa? (beneficio, facturación, empleados, etc)
  • ¿Cuál es tu posición en el mercado?
  • ¿Cuáles son los tipos de clientes que compran los productos y servicios?
  • ¿Cuáles son las líneas de negocio de la empresa?
  • ¿Cuáles es la facturación y beneficio por cada línea de negocio?
  • ¿Cómo se distribuyen los gastos?
  • ¿Quiénes son sus principales proveedores?
  • ¿Cómo son los precios con respecto al mercado y principales competidores?
  • ¿Cómo encaja este proyecto en la estrategia de la empresa?

Definir las capacidades de la empresa

  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?
  • ¿Cuál es tu capacidad financiera y de endeudamiento?
  • ¿Cuál es la formación, experiencia y motivación de tus trabajadores?
  • ¿Cuál es tu capacidad tecnológica y de innovación?
  • ¿Cuáles son las principales áreas de la empresa impactadas por el proyecto?
  • ¿Qué integrantes de la empresa van a participar activamente en el proyecto?

Definir los riesgos

  • ¿Cuánto está creciendo o decreciendo tu sector?
  • ¿Cuál es la tendencia de los márgenes de venta en tu sector?
  • ¿Qué probable es la entrada de nuevos competidores en el mercado?
  • ¿Qué barreras de entrada existen actualmente?
  • ¿Quiénes son los principales competidores en su mercado?
  • ¿Qué productos o tecnologías tienen potencial para sustituir a tus productos?
  • ¿Cómo puede impactar el proyecto a la percepción de los clientes tienen de la empresa?
  • ¿Cuál es el coste de cambio de tus clientes?
  • ¿Cuál es el nivel de integración en el canal de distribución?
  • ¿Cuáles son los principales problemas para ejecutar el proyecto?
  • ¿Se ha intentado algún proyecto similar en la empresa? ¿Por qué?
  • Si se había intentado en el pasado, ¿por qué no funcionó?
  • ¿Cuáles son los síntomas y cuáles son los problemas de base?

Medición y seguimiento

  • ¿Cuál es el ROI esperado?
  • ¿Qué indicadores de eficiencia vamos a utilizar?

Una vez que tengamos respuesta a todas las preguntas relevantes, podemos definir el alcance del proyecto y por tanto podemos comenzar a establecer un plan de trabajo, con su cronograma correspondiente.

NOU ACORD DE COL·LABORACIÓ AMB MONTSIÀ ACTIU

NOUS SERVEIS I MÉS QUALITAT A LA CARTERA DE SERVEIS A LES EMPRESES DE MONTSIÀ ACTIU

Amb l’objectiu de millorar els serveis d’acompanyament empresarial que oferieix Montsià Actiu des de la seva cartera de serveis a les empreses, hem signat una col·laboració per contribuir a la millora de la competitivitat de les organitzacions

Amb aquesta col·laboració oferim una atenció personalitzada, amb un primer assessorament-diagnòstic gratuït, a les empreses en els següents àmbits:

  • Consultoría estratègica i plans de viabilitat (definició estratègica de negoci, plans d´empresa, anàlisi tendències,…)
  • Consultoria econòmico-financera (anàlisi balanços, comptes explotació, projectes d´inversió)
  • Consultoria en recursos humans i organitzativa (selecció, avaluació competències, avaluació potencial, comunicació interna, processsos, protocols i procediments)
  • Formació empresarial i de comandaments (plans de formació)
  • Relleu generacional (protocol familiar)

Coaching personalitzat per a Gerents i Organitzacions

Des de Palomo Consultors, SL estem molt satisfets d’obrir vies de col·laboració que  ajudin a donar suport al nostre teixit productiu i a millorar l’activitat econòmica de la comarca.

Per a més informació sobre aquest nou servei pots posar-te en contacte amb  Montsià Actiu a través de censempresarial@montsia.cat o bé per telèfon al 977704371

EL COACHING EMPRESARIAL NO ES UN GASTO, ES UNA BUENA INVERSIÓN

El Coaching empresarial está cada vez más presente en el mundo de los negocios al ser considerado como un proceso estratégico. El Coaching es el arte de trabajar con los demás para que obtengan resultados fuera de lo común y mejoren su desempeño.  Está basado en una relación donde el Coach asiste en el aprendizaje de nuevas maneras de hacer y de ser, necesarias para generar un cambio paradigmático o cultural.

 

“El Coaching se basa en la capacidad de asistir al individuo o a los equipos para que logren sus compromisos y lo hagan mucho más allá de lo que parecía previamente posible”. Jim Selman.

 

Inversión en Coaching

 

El coaching empresarial está considerado como un proceso estratégico ya que ayuda a la organización a enfrentar cualquier desafío de la manera más eficiente. Un estudio de la International Coach Federation revela que las empresas encuestadas recuperaron entre 5 y 7 veces lo invertido en procesos de Coaching Empresarial, lo que probablemente sea una de las tasas más elevadas del Retorno de la Inversión (ROI).

 

Un empresario entiende la diferencia entre coste e inversión. Mantener un equipo desmotivado o ineficiente supone un coste para la empresa. Mejorar el desempeño, la eficiencia, el compromiso y la motivación de su equipo mediante un proceso de Coaching Empresarial, es una buena inversión.

 

El Coaching Empresarial o Business Coaching

 

El coaching está siendo aplicado cada vez más en empresas y organizaciones de todo tipo. La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o en trabajo personal sobre los directivos, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de la organización. Por ello, los servicios de Coaching Empresarial son cada vez más demandados en el mundo de los negocios. Esto es así gracias a los resultados demostrados por los procesos de Coaching Empresarial en lo relativo a potenciar la productividad y desarrollar las competencias de trabajadores, gerentes y ejecutivos al máximo nivel.

 

El Business Coaching o Coaching Empresarial es un proceso de acompañamiento profesional que tiene como objetivo principal  encontrar soluciones a los aspectos más importantes del negocio mediante la toma de conciencia y el aprendizaje. Este proceso se da entre un Coach de negocios Profesional y un cliente o coachee.

 

Por la naturaleza del proceso, los clientes de Business Coaching son: individuos o grupos inmersos en una actividad empresarial. Dentro de esta categoría están: empresarios, gerentes, ejecutivos, directores, comités de dirección, emprendedores, CEO`s, presidentes, que buscan mejorar aspectos clave del negocio como por ejemplo: modelos de negocio, cohesión y alineamiento de equipos, desarrollo de competencias, desarrollo del management, optimización de procesos y de estilos de gestión, etc. 

El Coach Profesional de Negocios tiene una formación profunda en el proceso de coaching y un entendimiento claro de cómo funcionan los negocios, así como técnicas suficientes que le permitan afrontar procesos específicos. El mercado empresarial demanda de profesionales serios y que puedan garantizar resultados, están en la búsqueda de una nueva generación de Coach Profesionales que agreguen valor a la actividad empresarial.

 

Beneficios del Coaching Empresarial

 

El Coaching Empresarial genera una mayor cohesión y unidad entre los miembros de la empresa y de los equipos, a la vez que mejora la comunicación, la confianza, el liderazgo y las competencias directivas. Algunos de los aspectos en donde incide el Coaching Empresarial son la asertividad, habilidades sociales, Comunicación, Trabajo en Equipo, Metas, Creatividad, Reuniones Eficaces y Organización y Gestión del Tiempo. Esto reporta beneficios como un incremento en la autonomía y el compromiso de sus miembros.

 

Al final de un proceso de Coaching Empresarial el resultado debe ser que el valor de los miembros del equipo de forma conjunta supere con creces al de la suma de las partes de forma individual del conjunto.

El Coaching Empresarial ha demostrado ser una de las herramientas de desarrollo más efectivas con las que hoy en día puede contar cualquier empresa. Prueba de su efectividad son los datos que arroja el estudio realizado por la Internacional Personnel Managers donde se recoge que si la formación mejora el desempeño en un 22%, cuando es acompañada de Procesos de Coaching Empresarial se incrementa en un 89% el desempeño de los miembros de un equipo y el equipo en sí.

 

Sir John Whitmore, en su libro “Coaching for Performance”, apunta los siguientes beneficios del Coaching Empresarial:

 

  1. Mejora del desempeño y la productividad.
  2. Desarrollo de las personas.
  3. Mejora del aprendizaje.
  4. Mejora de las relaciones.
  5. Mejora de la calidad de vida en el trabajo.
  6. Más creatividad.
  7. Mejor uso de habilidades y recursos.
  8. Respuestas más rápidas y efectivas a situaciones de emergencia.
  9. Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio.

Duración Proceso Coaching Empresarial

 

Lo más habitual son procesos que van desde los tres meses hasta los seis meses. En caso de proyectos más estratégicos y globales se puede prolongar hasta el año o dos años. La media de un proceso de Coaching Empresarial suele estar entre 8 y 20 sesiones de 60 minutos cada una (las sesiones tienen una duración aproximada de 60 min las individuales y 120 min las de coaching de equipos). Las sesiones tienen lugar en intervalos de una o dos semanas aproximadamente, aunque siempre se adaptan a las necesidades del cliente.

Proceso de Coaching Empresarial

 

El proceso de coaching empresarial por lo general suele pasar por 6 etapas:

 

  1. Contrato de expectativas entre coach y coachee, estableciendo sus correspondientes compromisos y unas reglas claras de funcionamiento.
  2. Toma de consciencia, mediante el análisis y la observación, de las fortalezas y aéreas de mejora competenciales.
  3. Determinación de objetivos y adquisición del compromiso de desarrollo de un plan de acción asociado para la resolución de los problemas identificado.
  4. Actuación sostenida en el tiempo hasta lograr el ajuste del adecuado desempeño.
  5. Medición de los resultados en base a los niveles del desempeño esperados, tomando las acciones correctivas necesarias.
  6. Constatación del crecimiento del ejecutivo, o equipo, en base a los resultados.

 

Los procesos de Coaching Empresarial, suelen comenzar con una Evaluación 360º orientada a la definición de los objetivos personalizados del directivo y de cada miembro del equipo. En el caso de equipos, el Coaching Empresarial suele basarse en diversas técnicas que combinan el Coaching Individual con el de Equipo.

Características del coach

 

Tanto para procesos de Coaching Empresarial, como de Coaching Ejecutivo, como Coaching Personal, el coach debe contar una serie de características las cuales ya en 1996, Hendricks, identificaba como las siguientes:

 

  • Claridad. El coach ha de asegurar claridad en su comunicación. Su feedback ha ser positivo pero eficaz.
  • Apoyo. Debe prestar la ayuda que el coachee necesite, aportando información, consejos o simplemente comprensión.
  • Confianza. El coachee debe ser consciente que se cree en él y para ello, el coach debe reconocer los éxitos y animar en los traspiés; siempre, buscando la excelencia.
  • Visión. Lo que significa tomarse el tiempo de explicar en detalle y asumir las metas por parte del coachee.
  • Perspectiva. Tratando de comprender el punto de vista de los profesionales implicados en el proceso.
  • Asunción de riesgos. Hacer consciente al coachee de los riesgos que se asumen y de las implicaciones que de caer en ellos se pueden derivar.
  • Paciencia. El tiempo y la paciencia son claves. El coach debe evitar la precipitación y las respuestas “viscerales”, ya que pueden minar la confianza del coachee en su habilidad para pensar y reaccionar.
  • Confidencialidad. Mantener la confidencialidad de la información individual es un requerimiento para que exista confianza y credibilidad con el coach y el proceso.
  • Respeto. Es necesario que el coachee perciba respeto por parte del coach en cuanto a sus posibilidades de resolución y desarrollo

 

El concepto de coaching puede tomarse como un “acompañamiento” o “guía”.  El Coach Empresarial no es más que un profesional “con formación empresarial y conocimientos de técnicas de ayuda que permiten crear un espacio de diálogo entre él y el empresario o directivo, un espacio de reflexión para mejorar.

 

Es fundamental que el profesional que quiera dedicarse al coaching o acompañamiento profesional cuente por una parte con suficiente “bagaje” o experiencia profesional y por otra con un considerable equilibrio personal y emocional. Hasta el momento predominaban en esta función psicólogos y ahora otros profesionales abren una nueva vía de inserción: “los psicólogos, legítimamente se han convertido en coach y también es legítimo que los directivos o gerentes, con años de experiencia, también lo hagan, con una formación específica para ello”.

 

“El Coaching es una “asociación” en la que el Coach ayuda a su cliente a alcanzar lo mejor de sí mismo y a obtener los resultados que desea tanto en su vida privada como en la profesional. La intención del coaching es similar a la de otras profesiones de ayuda: facilitar que la persona cambie del modo que ella desea y apoyarla para que sea lo mejor que puede ser”. Joseph O’Connor. Andrea Lages.

EL COACHING EMPRESARIAL ESTA CADA VEZ MÁS PRESENTE EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS AL SER CONSIDERADO COMO UN PROCESO ESTRATÉGICO

El Coaching Empresarial no es un gasto, es una buena inversión.

 

El Coaching es el arte de trabajar con los demás para que obtengan resultados fuera de lo común y mejoren su desempeño.  Está basado en una relación donde el coach asiste en el aprendizaje de nuevas maneras de ser y de hacer, necesarias para generar un cambio paradigmático o cultural.

 

El concepto de coach puede tomarse como un “acompañamiento”, “tutela” o “guía”.  En definitiva el coach no es más que un profesional “con formación empresarial y conocimientos de técnicas de ayuda que permiten crear un espacio de diálogo entre él y el empresario o directivo, un espacio de reflexión para mejorar”.

 

Por eso es tan fundamental que el profesional que quiera dedicarse al coach o acompañamiento profesional cuente por una parte con suficiente “bagaje” o experiencia y por otra con un considerable equilibrio personal y emocional. Hasta el momento predominaban en esta función psicólogos y ahora otros profesionales abren una nueva vía de inserción: “los psicólogos, legítimamente se han convertido en coach y también es legítimo que los gerentes, con años de experiencia, lo hagan”.

 

“El Coaching se basa en la capacidad de asistir al individuo o a los equipos para que logren sus compromisos y lo hagan mucho más allá de lo que parecía previamente posible”. Jim Selman

 

“El Coaching es una “asociación” en la que el Coach ayuda a su cliente a alcanzar lo mejor de sí mismo y a obtener los resultados que desea tanto en su vida privada como en la profesional. La intención del coaching es similar a la de otras profesiones de ayuda: facilitar que la persona cambie del modo que ella desea y apoyarla para que sea lo mejor que puede ser”. Joseph O’Connor. Andrea Lages. (Coaching con PNL).

 

El Coaching Empresarial o Business Coaching

El coaching está siendo aplicado cada vez más en empresas y organizaciones de todo tipo. La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o en trabajo personal sobre los directivos, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de la organización. Por ello, los servicios de Coaching Empresarial son cada vez más demandados en el mundo de los negocios. Esto es así gracias a los resultados demostrados por los procesos de Coaching Empresarial en lo relativo a potenciar la productividad y desarrollar las competencias de trabajadores, gerentes y ejecutivos al máximo nivel.

 

El Business Coaching o Coaching Empresarial es un proceso de acompañamiento profesional que tiene como objetivo principal  encontrar soluciones a los aspectos más importantes del negocio mediante la toma de conciencia y el aprendizaje. Este proceso se da entre un Coach de negocios Profesional y un cliente o coachee.

 

Por la naturaleza del proceso, los clientes de Business Coaching son: individuos o grupos que se encuentren dentro de una actividad empresarial. Dentro de esta categoría están: empresarios, ejecutivos, directores, comités de dirección, emprendedores, CEO`s, Presidentes, Vicepresidentes, que buscan mejorar aspectos clave del negocio como por ejemplo: modelos de negocio, cohesión y alineamiento de equipos, desarrollo de competencias, desarrollo del management, optimización de estilos de gestión, etc.

 

El coach de negocios profesional tiene una formación profunda en el proceso de coaching y un entendimiento claro de cómo funcionan los negocios, así como técnicas suficientes que le permitan afrontar procesos específicos. El mercado empresarial demanda de profesionales serios y que puedan garantizar resultados, están en la búsqueda de una nueva generación de coach profesionales que agreguen valor a la actividad empresarial.

 

Beneficios del Coaching Empresarial

 

El Coaching Empresarial genera una mayor cohesión y unidad entre los miembros de los equipos, a la vez que mejora la comunicación, la confianza, el liderazgo y las competencias directivas. Algunos de los aspectos en donde incide el Coaching empresarial son la asertividad, habilidades sociales, Comunicación, Trabajo en Equipo, Metas, Creatividad, Reuniones Eficaces y Organización y Gestión del Tiempo. Esto reporta beneficios como un incremento en la autonomía y el compromiso de sus miembros.

 

Al final de un proceso de Coaching Empresarial el resultado debe ser que el valor de los miembros del equipo de forma conjunta supere con creces al de la suma de las partes de forma individual del conjunto.

El Coaching Empresarial ha demostrado ser una de las herramientas de desarrollo más efectivas con las que hoy en día puede contar cualquier empresa. Prueba de su efectividad son los datos que arroja el estudio realizado por la Internacional Personnel Managers donde se recoge que si la formación mejora el desempeño en un 22%, cuando es acompañada de Procesos de Coaching Empresarial se incrementa en un 89% el desempeño de los miembros de un equipo y el equipo en sí.

 

Sir John Whitmore, en su libro “Coaching for Performance”, apunta los siguientes beneficios del Coaching Empresarial:

 

  1. Mejora del desempeño y la productividad.
  2. Desarrollo de las personas.
  3. Mejora del aprendizaje.
  4. Mejora de las relaciones.
  5. Mejora de la calidad de vida en el trabajo.
  6. Más creatividad.
  7. Mejor uso de habilidades y recursos.
  8. Respuestas más rápidas y efectivas a situaciones de emergencia.
  9. Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio.

Duración Proceso Coaching Empresarial

 

Un proceso de Coaching Empresarial puede constar de muy pocas sesiones o puede prolongarse a lo largo de un año. Lo más habitual son procesos que van desde los tres meses hasta los seis meses. En caso de proyectos más estratégicos y globales se puede prolongar hasta el año o dos años. La media de un proceso de Coaching Empresarial suele estar entre 8 y 20 sesiones de 60 minutos cada una (las sesiones tienen una duración aproximada de 60 min las individuales y 120 min las de coaching de equipos). Las sesiones tienen lugar en intervalos de una o dos semanas aproximadamente, aunque siempre se adaptan a las necesidades del cliente.

Proceso de Coaching Empresarial

 

Los procesos de Coaching Empresarial, suelen comenzar con una Evaluación 360º orientada a la definición de los objetivos personalizados de cada miembro del equipo. En el caso de equipos de varios miembros el Coaching Empresarial suele basarse en diversas técnicas que combinan el Coaching Individual con el de Equipo.

 

El proceso de coaching empresarial por lo general suele pasar por 6 etapas:

 

  1. Contrato de expectativas entre coach y coachee, estableciendo sus correspondientes compromisos y unas reglas del juego claras,
  1. Toma de consciencia, mediante el análisis y la observación, de las fortalezas y aéreas de mejora competenciales.
  1. Determinación de objetivos y adquisición del compromiso de desarrollo de un plan de acción asociado para la resolución de los problemas identificado.
  1. Actuación sostenida en el tiempo hasta lograr el ajuste del adecuado desempeño.
  1. Medición de los resultados en base a los niveles del desempeño esperados, tomando las acciones correctivas necesarias.
  1. Favorecer el crecimiento del empleado en la organización en base a los resultados.

Características del coach

 

Tanto para procesos de Coaching Empresarial, como de Coaching Ejecutivo, como Coaching Personal, el coach debe contar una serie de características las cuales ya en 1996, Hendricks, identificaba como las siguientes :

 

  • Claridad. El coach ha de asegurar claridad en su comunicación. Su feedback ha ser positivo pero eficaz.
  • Apoyo. Debe prestar la ayuda que el coachee necesite, aportando información, consejos o simplemente comprensión.
  • Confianza. El coachee debe ser consciente que se cree en él y para ello, el coach debe reconocer los éxitos y animar en los traspiés; siempre, buscando la excelencia.
  • Visión. Lo que significa tomarse el tiempo de explicar en detalle y asumir las metas por parte del coachee.
  • Perspectiva. Tratando de comprender el punto de vista de los profesionales implicados en el proceso.
  • Asunción de riesgos. Hacer consciente al coachee de los riesgos que se asumen y de las implicaciones que de caer en ellos se pueden derivar.
  • Paciencia. El tiempo y la paciencia son claves. El coach debe evitar la precipitación y las respuestas “viscerales”, ya que pueden minar la confianza del coachee en su habilidad para pensar y reaccionar.
  • Confidencialidad. Mantener la confidencialidad de la información individual es un requerimiento para que exista confianza y credibilidad con el coach y el proceso.
  • Respeto. Es necesario que el coachee perciba respeto por parte del coach en cuanto a sus posibilidades de resolución y desarrollo

Inversión en Coaching

 

El coaching empresarial está considerado como un proceso estratégico ya que ayuda a la organización a enfrentar cualquier desafío de la manera más eficiente. Un estudio de la International Coach Federation revela que las empresas encuestadas recuperaron 7 veces lo invertido en procesos de Coaching Empresarial, lo que probablemente sea una de las tasas más elevadas del Retorno de la Inversión (ROI).

 

Un empresario entiende la diferencia entre coste e inversión. Mantener un equipo desmotivado o ineficiente supone un coste para la empresa, mejorar el desempeño, compromiso y motivación de su equipo mediante un proceso de Coaching Empresarial, es una buena inversión.

 

Contacte con nuestro despacho y le asesoraremos, sin ningún compromiso.

Tel.: 977449033

Mail: marta@palomo.net 

 

EXACTAMENTE, ¿QUÉ TIPOS DE CONSULTORIA HAY?

Aumentar la rentabilidad, adaptarse a las tendencias, reducir gastos, maximizar la producción, optimizar los procesos, mejorar el posicionamiento, desarrollar el potencial de los recursos humanos y lograr el tan anhelado éxito empresarial, son algunas de las ventajas que ofrecen las consultorías. Podríamos resumir cinco tipos de consultorías:


1) Consultoría estratégica

Este tipo de consultoría es importante para ayudar a los propietarios, gerentes y directivos en general, para disponer de las herramientas necesarias para solucionar sus problemas y maximizar eficiencias, a nivel general organizacional y estratégico.

 

  • Planes estratégicos globales (anuales, a tres años…)
  • Planes de empresa o de negocio
  • Planes de diversificación, internacionalización, jonit-venture
  • Relevo generacional

 

2) Consultoría económico-financiera

 

El análisis económico-financiero está presente en cualquier decisión importante que debe tomar una empresa. Este tipo de consultoría ayuda al empresario a conocer y analizar sus propios balances y cuentas de explotación, para dar sentido a las  decisiones operativas. Los estudios de viabilidad y análisis de inversiones también son imprescindibles en cualquier decisión de inicio de actividad económica, de cambios organizativos, de procesos de diversificación, externalización de servicios, expansión internacional, reducción de unidades operativas, etc,…..

 

  • Planes de viabilidad
  • Planes financieros
  • Reducción de costes
  • Análisis de costes-beneficio y umbrales de rentabilidad
  • Análisis de proyectos de inversión

3) Consultoría en marketing y comercialización
Si no tiene su propia área de marketing este tipo de consultoría será la ideal para suplir este tipo de necesidades. La consultoría de marketing es una excelente manera de otorgar a la organización ayuda en los siguientes temas:

 

  • Planes de marketing
  • Estudios de mercado
  • Planes de posicionamiento de marca
  • Planes de posicionamiento redes sociales (seo y sem)
  • Planes comerciales operativos (redes comerciales, asignación de zonas, …..)
  • Estudios sectoriales y territoriales

 

4) Consultoría especializada
Esta modalidad de consultoría requiere de expertos que sean reconocidos en este ámbito para poder otorgar este servicio.

 

  • Consultoría en organización y RRHH (selección, promoción interna, valoración de puestos de trabajo, equidad retributiva, clima laboral, formación, evaluación desempeño, gestión del cambio, …)
  • Consultoría tecnológica o informática. Se trata de un asesoramiento dedicado a orientar a las empresas a cómo utilizar las tecnologías de la información más adecuadas a su sector y volumen de actividad.
    1. Implantación sistemas de información / migración / informática / comunicaciones (sap, erp, crm,…)
    2. Desarrollo de software especializado y adaptado
  • Consultoría en sistemas calidad (calidad, Q, ISO,…)
  • Consultorías de nicho: retail, logística, modelos de fabricación…

Desde Palomo Consultors, SL os animamos a que conozcáis este nuevo servicio. Ofrecemos experiencia, eficiencia, rentabilidad y mejora continua.

No es fácil acudir a un extraño, pero en ocasiones, todo lo que hace falta para que una empresa aceptable se transforme en excelente, es la voluntad de cambiar y un consultor externo. ¿Por qué puede ser beneficioso?

Los consultores externos son una parte importante de la cultura empresarial; si se abordan con voluntad y expectativas realistas, pueden aportar experiencia, ayudar a reducir los costes y aumentar la competitividad de las empresas.

Solicita información sin compromiso: marta@palomo.net o bien al 977449033